skip to Main Content
TREINTA Y UN CONSEJOS PARA UN JOVEN CRISTIANO

TREINTA Y UN CONSEJOS PARA UN JOVEN CRISTIANO

En días pasados, mientras me preparaba para hablar la Palabra a una preciosa Juventud en la ciudad de Los Ángeles, California, fui movido por el Espíritu Santo a escudriñar los consejos del apóstol Pablo, erudito de la fe, entregados a un joven ministro, llamado Timoteo. Por el entorno de las dos cartas, (1 y 2 a Timoteo), descubrimos que el remitente, estaba a punto de terminar su carrera. Había sido llamado siendo muy joven, pero ahora ya anciano, repleto de experiencias con Dios, quiere entregar esos tesoros de sabiduría al joven destinatario. Entre las dos Epístolas encontramos treinta y un consejos que tienen referencia directa a la vida práctica de aquel importante joven. Pensando en tan apreciable contenido, y en un intento por animar a la juventud de nuestros días a buscar a Dios con todo el corazón, es que quiero plasmar aquí, estos 31 consejos, como si fueran uno para cada día del mes. Serán de ayuda y ánimo no solo a jóvenes ministros, sino a todo joven evangélico que quiera llegar a grandes cimas con Dios, de acuerdo al potencial que cada uno tiene en la fe. (Después del número de orden ascendente, aparece la cita de capítulo y versículo donde se puede leer el consejo en cuestión).

Comencemos por los 15 consejos de la primera Carta:

Consejos de 1. Timoteo

1:19 Mantén la fe y buena conciencia.
4:7 Desecha las fábulas profanas y de viejas.
4:7 Ejercítate para la piedad.
5:12 Sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.
5:13 Ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza.
5:14 No descuides el don que hay en ti.
5:16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina.
5:21 No hagas nada con parcialidad.
5:22 No participes en pecados ajenos.
5:12 Consérvate puro.
6:11 Sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.
6:12 Pelea la buena batalla de la fe.
6:12 Echa mano de la vida eterna.
6:14 Guarda el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo.
6:20 Guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia.
Ahora miremos los 16 consejos de la segunda Carta al joven referido:

Consejos de 2. Timoteo

1:6 Aviva el fuego del don de Dios que está en ti.
1:8 No te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor Jesucristo…
1:8 Participa de las aflicciones por el Evangelio según el poder de Dios.
1:13 Retén la forma de las sanas palabras… en la fe y amor que es en Cristo Jesús.
1:14 Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros.
2:2 Esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.
2:3 Sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo.
2:8 Acuérdate de Jesucristo, del linaje de David, resucitado de los muertos conforme a mi Evangelio.
2:15 Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.
2:22 Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.
3:14 Persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quien has aprendido.
4:2 Que Prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.
4:5 Sé sobrio en todo.
4:5 Soporta las aflicciones.
4:5 Haz obra de evangelista.
4:5 Cumple tu ministerio.

Joven, como siervo del Señor, a ti te digo: ¡Levántate! Ciñe a tu vida cada uno de estos consejos sagrados, y pide a Dios la gracia para obedecerlos y andar por estos rieles que de seguro te han de conducir al propósito supremo que Dios tiene para ti. Entonces, al final de tu carrera de fe, podrás decir con el Salmista: “Joven fui y he envejecido, y no he visto justo desamparado ni su descendencia que mendigue pan” (Sal. 37:25). ¿Con que has de limpiar tu camino? Con guardar la Palabra de tu Dios (Ver Sal. 119:9). Mira siempre hacia las alturas, hacia grandes metas. Aprende a romper records continuamente en tu vida ascendente de consagración.

Con una visión clara de que una juventud gloriosa se levanta para honrar a Jesucristo,

Soy vuestro colaborador y servidor,

Pst. Eliseo Rodríguez
Iglesia Evang. Monte de Sion
Miami, Fl. USA.

Back To Top